peeling quimico en centro de estetica elios las rozas

¿Qué es un peeling químico?

A menudo nos preguntamos qué es o que hace un peeling, y si va unido a la palabra químico mas aún. La palabra peeling significa pelar o desprender, por lo que al hacer un peeling se eliminará o desprenderá el mayor numero de células muertas posible. Un peeling químico no es mas que una solución de características ácidas que estimula esta renovación celular. Hay 3 tipos de peelings en función del tipo de técnica:

  • Físicos: el que todos conocemos de bolitas.
  • Mecánicos: aquí encontramos la microdermoabrasión.
  • Químicos: alfa hidroxiácidos, beta hidroxiácidos…

Dentro de los peelings químicos encontraremos 3 tipos de peelings en función de su profundidad:

    • Superficial: trabaja la epidermis que es la capa más superficial de la piel y es el que trabajan las esteticistas.
    • Medio: llega hasta la dermis papilar que es la zona intermedia entre la epidermis y la dermis reticular, este tipo de peeling es de uso médico.
    • Profundo: llega hasta la dermis reticular que es la última capa de la piel, lo siguiente que encontramos es el tejido adiposo, este tipo también es de uso médico. Hay varios tipos de peeling y cada uno de ellos se emplea para diversas alteraciones de la piel, en elios trabajamos, de momento, con dos: ácido láctico y ácido salicílico.

El ácido láctico procede de la fermentación de la leche, es ideal para pieles secas, sensibles, deshidratadas, con daño actínico. Tiene cierta acción despigmentante, aporta luminosidad, hidratación y ayuda a la formación de colágeno. El ácido salicílico se obtiene de la corteza del sauce, está recomendado en pieles hiperqueratósicas (muy gruesas) y proacneicas. Es antiséptico, bactericida y queratolítico ideal en pápulas ya que acelera su proceso, cierra el poro y está indicado en acné comedogenico.

PROCEDIMIENTO

Una vez en la cabina y tras la valoración de la piel, la esteticista procederá a limpiar la zona a tratar y desengrasarla para unificar el PH de la piel, protegerá con vaselina determinadas zonas del rostro, protegerá los ojos con algodón y aplicara el peeling. Durante el tiempo de exposición del peeling la esteticista preguntará a la clienta las sensaciones y observará en todo momento la reacción de la piel, posteriormente limpiara con agua y aplicara el neutralizante (este es el momento de mayor sensación de quemazón o picor), luego aplicará un producto regenerante y una mascarilla. Tras la mascarilla es muy importante la aplicación de protección solar. En casa los cuidados más importantes son la hidratación-regeneración y la protección solar, según lo que deseemos conseguir podemos repetir la sesión a los 14-30 días un número de entre 6-10 sesiones.